Friday, January 09, 2015

Imagen y sonido pero al vesre

Subj: Revisitamos das mitteZentrum, ¿y qué jué?
Domingo, pasadas ya la canícula y los reflejos edificantes que marean a mi velociraptor, quien me impulsó a re-to-mar es-tos ver-sí-culos (no pun intended, whatsoever, mine dearest female followers), moralizantes y constructores de civilidades.
Si puis, bajamos raudos la ½ maratón que nos distancia de la plaza de la Constitución en el récortiempodeveintisieteminutosymedio (¿Cuánto se demoraron en leer ese neologismo?
Se imaginaron que llegaríamos exhaustos al evento, buy WRONG, WRONG as almost ever, apenititas se me le saltaba el recosido chucarón).
Bref, ya sentados en segunda fila, y con la extrema suerte de tener endelantes a Carmen, garantizando excelente cobertura (no, no hablo de hacer mazapanes, sino de “coverage”, una posición que te garantiza la vista ininterrumpida por una cabezota o alguno de esos cobertores de pelada tan de moda entre nuestros adolescentes-y-ya-no-tanto) de todo el anhelado concierto con paneos de lado a lado opuesto y revenidas hasta las manoplas del dire.
Ya, me estoy adelantando un poquitico, falta aún relatarles un par de anecdoticas, las que fueron:
a- La entrada al campo de Marte.Que cuando el velociraptor pretendió traspasar las barreras anti-papales, se nos acercó un fornido guardia, de harta señalización-de-ser-parte-de-la-guardia-personal-de-la-organization-surtido, y nos susurra, a ambos cuatro oídos, “Non est possibele, directrarum eventii comunicarnos que questa ser mala idea por negatibele calificarniii este magnificum-cum-laude sussodichulim espectáculo callejero (vulgo, le baja el pelo al espectáculo)”. Torcimos ambos ambas cabezas, el velociraptimus y el presentiquevousparleque, nos miramos ambos a cuatro ojos y pensámosnos, al unísonos, “ Guácale, readondes vinimos a caer ”. Bref, le tuve que ponerle las esposas, con un brieve pensamiento hacia la mía, la auténtica, la Maga, la, bueh… Retomo la idea, que el dulce y a veces chúcaro bípedo corcel, lo tuve que maniatar a la reja, y ni siquieras del lado protegido, que eso tambiénbeles quitábable clase al eventum. Pero todo siempre es pa’mejor, que tuvo un punto fijo a su lado, durante toodo el concierto, un paqueli que le daba, a ratos, pienso (del verbo heno, no del verbo pensar) y, a otros ratos, caricias no a contrapelo, que eso sempiternamente le ha erizado a mi corcel los estribos.
b- Los servicios higiénicos. O, de cómo se cumplían las directrices de la Sra. Carmen, very.politely.speaking, my anxious crowd. Cuando me bajaron las ganas de una corta, me dirigíle a los meaderos, una carpa evéntica ocultando los baños químicos. Esperé un poco, loreando cuál pudiera estar empty, y finalmente, escogiendo la última, estando ésta a escuras, como señal de que pudiérale estar innocupied. Entré tímidamente, cerré la puértica esperanto que lux illuminasem mais niente, boca de lobo. Meinem cellularem bijna sim pillem, traté de achuntarle al hoyitum sin dejar la muestra delatora en mis pantalones. Finiquitado el trance aquel, acérqueme a otro guardia pretoriano y “¡ Merdem, otra vez el grupo electrógenum, yo les dije a estos huev… que no jueran tan cagad… en la potencia real…! Alejosem murmurandis.
c- Haciendo hora. De vuelta ya en el balcón principal del amphiteatro, debí hacer hora, tres cuartos de hora, hasta que se hiciera sombra y comenzaran a salirle, a cuentagotas, los gladiadores a la arena. Aquí ya yo dime cuenta que este pallasada sería genial, no más ver la esbelta figura y rostro de c/u de ellos. El primer violín, finiquitado el ajuste del La de todos los instrumentitos e instrumentotes, pasóle la batutix al eminentem directorem orchestrarum, M. le compositeur Tan Dun.
d- Del concierto en sí.  –Si menor sostenido, subiendo el volumen y asustadoramente in crescendo–, bailándolem el foco de atención entre la pantaya de fondo y la source of emitted sounds, no sabiendo con certeza si el protagonista del drama era la música o la peli para la cual esta había sido compuesta, ya que el dire la havía compuesto, valga la redundancia, que no sé en que pila de libros está mi Diccionario de ideas afines, para tres afamadas producciones cinemátográficas, entre las cuales cabe mensionar El tigre y el dragón, Héroe, entre otras… Bueno, el resto del concierto lo habrán, seguramente, leído en las reseñas culturales del Mercurio o de La Tercera, extrañamente, querer quitarler los privilegios al primer de los medii comunicationem mencionados.
e- Un estracto del show pirotécnico-musical-visual asistido va, a continuación: 
video

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home