Thursday, May 12, 2016

Discum uber alles

Mi último choque

Tempranito me levanté, a descifrar, a examinar el disco de Festo, programar
en dos compus a la vez, uno para la isla de la Réunion, otro para acá guardar.
 
Concentrado, ni me dí cuenta del frío en los pies, ni a la pobre Dilma pesqué,
afanado yo en buscar códigos, ¡ni pensé en contra los taxis salir a protestar!

Igual tuve que salir al mercado, cebollas, pimentones, zanahoria, zapallo, mar.
para la cacerola, limpiar de sus nervios el abastero, poner todo eso a presionar,
para guardar un resto para una drag Queen y otro para llevar a Maga despedir
las horas pasaban veloces, casi tanto como me lleva mi bici este mundo visitar

Y ¡patatrás! allí comenzaron los problemas: yo urgido por todo eso embalar,
arroparme super bien, que no puedo con un resfrío llegar al restorán a trabajar
arreglé las viandas en la mochila, que en la bici acomodé, vecinos saludé  y fui
raudo mi velocirraptor partió, sabiendo yo que los frenos estaban medios dui




















Calculamos mal, "frena conchetum" le gritaba yo a mi bici, que no pudo, no puedes
¡PAZAWAAM - bong scrothchetes, I I I I, A la shush! sonaron autos y los peatones.

Cinco civiles y la pobre conductora me levantaron en vilo, a la vereda me llevaron,
me lavaron las heridas, cual cristo en la cruz, del vinagre me salvé, después alcohol
me tuve que poner, cuando llegué donde Maga a terminar de cocinar lentejas, amor
Alejandra Molina, su amiga Patricia, se desvivieron de compasión, por este mortal

Gracias, gracias, por depositarme en mi destino, les prometo que una plática con
mi velocirraptor tendré, el domingo mismo la desarmo y le aplico la ley, y pernos
tuercas, frenos, sillar voy a remendar, que dos shoques no son nada, mas terceros
no queremos ni podemos, que harta pega aún me queda por estos duros terrenos.


0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home