Thursday, December 07, 2006

Papas con viruela (enfermas)


La hospitalización de mi general me preocupó.
Raudo partí el domingo 15h00 al Hospital militar,
con mi casco protector, importado de la China,
me aposté, entre tanto civil agradecido de la obra
imperenne, impensable, pesable en lingotes de oro.




Los civiles me recibieron, tanto como los periodistas,
pero ningún opositor, yo solito y mi boina de Pekín y
mi bicicleta, la nueva, la que acabo de emperifollar,
a la vuelta, como estaba en rodaje, el asiento saltó
por los aires y yó, gil que soy, frené y frené fuerte:

Resultado: volé sobre la bici, aterricé en los adoquines,
mi fiel compañera me aplastó, yo muerto de vergoña, me
levanté, puse cara de inocente, la viejita de los cuchuflís
ni me miró y aquí estoy, sangrando otra vez...

Ingredientes:
Papas amarillo-rojizas (Krumiras, que le dicen los peruanos)
cipolla, cortada en cuatro cuartos y con dos clavos de la cruz,
cuatro chorizos sobrantes del último asado, pelados (o peludos, a mí me da lo mismo)
papas normales chilotas, cortadas al tamaño de las envirueladas,
salpimentar, una hoja de tomillo, merquén, comino, verduritas picadas,
y no me acuerdo qué más, pero no más de tres, que ya eso es multitud...

Preparación:
Aceite en el fondo de la Marmicoc, rehogar el chorizo, condimentar,
agregar la cipolla en cuatro cuartos enclavada, métale condimentos,
dos ajos cortados gruesos, y no tanta agua, que es un guiso ¡no una sopa!
en los veinte minutos siguientes, ponga la mesa, sirva un aperitivo,
mire el tiempo y en qué cuarto está la señora Luna, (menguante, ¡no el baño!)

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home